YouHotelStar. Grabando!

¿Se imaginan que en lugar de leer y releer opiniones en internet sobre hoteles, pudiésemos ver pequeños videos donde los clientes reales nos cuentan sus impresiones sobre ellos?

Pues el ejemplo lo tendrán en el nombre que indicábamos al principio. Está a punto de salir a la luz YouHotelStar, una plataforma online de origen español, en la que las personas que se alojen en hoteles, podrán publicar sus valoraciones en video.

Lo que parece ser un modelo mixto entre Tripadvisor y YouTube, pretende ser en palabras de su creador, Miguel Ángel Mudoy, “un libro de visitas en video imágenes.” Mallorquín de nacimiento, considera que a través del video, se mejorará la credibilidad de las opiniones, eterno talón de Aquiles de Tripadvisor para muchos.

En los primeros seis meses, esta web será accesible y gratuita, solamente para los huéspedes de los hoteles que deseen colgar sus primeras grabaciones. A partir del próximo año, la plataforma permitirá también a los hoteles ser usuarios, y publicar también en ella sus propios videos promocionales. Tendrán una opción “Premium” de pago, y deberán abonar un importe determinado por cada video que suban.

En definitiva, una nueva herramienta que sin duda dará qué hablar, tanto de lo hoteles, como de la parte polémica que ya comienza a suscitar en el panorama turístico nacional.

Están ya en el tintero temas como:

¿Y si los propios clientes “mienten” en sus videos, ensuciando o desordenando la habitación? ¿Cómo podrán los hoteleros defenderse ante eso? ¿Cómo se valora el impacto económico que puede tener para un hotel, un video muy negativo que no fuese real?

Habrá hoteles que dispongan de recursos para crear videos de calidad y pagar la opción Premium, ¿pero qué pasará con los que no puedan permitírselo? ¿No tendrán ninguna oportunidad de competir en este ámbito?

En cualquier caso, parece que la gestión de la reputación online seguirá siendo cada vez más imprescindible en el sector turístico. Los usuarios siguen evolucionando a un ritmo vertiginoso entre plataformas P2P, redes sociales, y webs y foros de opinión. El que no se suba al barco y vaya al día con estos temas, no llegará más allá de donde le lleve la corriente.

Fotografía: dumc.my

Ecoturismo. ¿Nos hacemos los suecos?

Hace unas semanas conocimos que el Gobierno de España está preparando un Plan Sectorial de Turismo y Biodiversidad. El principal objetivo de este nombre un poco rimbombante, no es otro que potenciar el Ecoturismo.

España es el país europeo con más biodiversidad, y debemos aprovecharlo. El ecoturismo atrae a unos 500.000 turistasinternacionales al año, lo que supone el 6% de los ingresos por turismo en nuestro país. A nosotros, incluso más que las cifras, nos encanta porque es un turismo que contribuye a la conservación del medio en el que se desarrolla.

Pero si alguien sabe de ecoturismo, esos son los suecos.Suecia fue tras Australia, el segundo país del mundo en adoptar una ley sobre ecoturismo. Implementaron además la denominada Nature’s Best, primera etiqueta ecoturística de Europa, que garantiza la calidad más de 100 visitas y excursiones guiadas por todo el país.

Cualquier actividad que se realice con un operador certificado con esta etiqueta, estará gestionada bajo un estricto código de conducta y contribuirá a la conservación del entorno natural en que se lleva a cabo. Además,Suecia cuenta con más de 200 hoteles que poseen esta certificación, caracterizada también porque se identifica con un cisne.

Las principales ciudades del país, como Estocolmo, Gotemburgo y Malmo, disponen de una gran variedad de actividades ecológicas y posibilidad de compras sostenibles. En definitiva, creemos que si ya tenemos de dónde tomar buen ejemplo, deberíamos hacernos los suecos, literalmente en este sentido.

Fotografía: blog.mexicodestinos.com

Si emociona, funciona

123944979_1

Seguramente te has preguntado alguna vez por qué no vienen más clientes a tu hotel.

Y ya es un paso que te lo hayas planteado de manera constructiva. No es lo mismo que la forma en la que lo hacen aquellos que simplemente se quedan en la queja…

Veamos lo que estamos haciendo detenidamente. Nos ponemos en modo: “Visión Cliente”

  • Muy Básico: mi hotel está en buen estado. Las habitaciones están limpias y la cama es cómoda. Mi servicio de restauración es correcto y asequible, y las ofertas de fin de semana y para días puntuales son muy similares a las de mi competencia.

La política de precios que estoy llevando a cabo es acorde a mi ubicación y categoría, y competitiva con respecto a hoteles de mi zona geográfica.

  • Básico: mi personal es afable y sonríe con facilidad. Son educados y proactivos, además de muy polivalentes. A la llegada de los clientes empatizan bien con ellos, y a la salida siempre les preguntan por su estancia en el hotel.

Pero:

¿Qué hago para diferenciarme del resto?

¿Por qué un turista que no me conoce vendría a mi hotel y no al de al lado?

¿He diseñado y comunicado bien mis ofertas? ¿A través de qué canales lo he hecho?

¿He cambiado algo en mi web en los últimos meses?

¿Y mis competidores? ¿Qué están haciendo?

¿Y qué dicen de mi hotel en Tripadvisor?

 

¿Y si?:                      …cuando llegue una familia con niños les regalamos una bolsa con semillas para que planten unas flores en nuestro jardín.

…hacemos un fotomontaje divertido durante su estancia y se lo regalamos en formato digital al check out sólo por darnos su email.

…escribimos un chiste de bienvenida en la TV de la habitación en lugar del típico: “Bienvenido Sr. López”.

…les pedimos su email y les enviamos una fotografía de las flores que han brotado de las semillas que plantaron.

…ponemos en el ascensor un vinilo divertido para que cuando se miren en el espejo parezca que están disfrazados

En definitiva, creemos que una vez superada la barrera básica de calidad en el producto y en el servicio, debemos ir más allá con pequeños detalles que generen emociones positivas en nuestros clientes.

Emociones que les acerquen a nosotros, y que les inviten a compartirlas en redes sociales o con sus amigos al llegar a casa. Acciones que refuercen su satisfacción durante y tras su estancia en el hotel. Buscar emocionarles de forma sencilla, porque como decía la frase de una famosa estación de tren: “Lo mejor de un viaje es el recuerdo que siempre nos queda de él”.

Sencillo. Ideal. Perfecto

Hace unos semanas, la cadena hotelera Holiday Inn Express nos sorprendió con un video del humorista Berto Romero en el que habla sobre los anglicismos.

La marca ha llevado a cabo un estudio en el mercado español que muestra el compromiso de su campaña “Sencillo. Ideal. Perfecto”.

La encuesta realizada por Holiday Inn Express tiene la intención de descubrir si la población española tiende a usar palabras extranjeras en el entorno laboral o en otros escenarios. Además, el estudio mide si su uso es excesivo o aceptable y si ahorra tiempo o, por el contrario, complica la comprensión.

Lo que más nos ha gustado, aparte de los datos curiosos sobre qué anglicismos son los más utilizados por los españoles, ha sido la idea de apostar a través del monólogo de un humorista, como herramienta para transmitir la marca de una cadena hotelera.

Transmite la sencillez que pretenden. No es pretencioso, ni busca conquistar clientes como la mayoría de publicidad que estamos acostumbrados a ver a diario.

Son apenas cuatro minutos, en los que habla de sueños, de no rendirse, de padres y niños, o de hombres de negocio. Lo hace en tono humorístico, evidentemente, pero lo menciona. De alguna forma nos hace llegar la filosofía de la cadena (“no quiere que sus clientes paguen por añadidos que no necesitan”) o el público al que se dirigen (trabajadores y empresarios que llegan después del trabajo).

Incluso cuando al final del video define a Holiday Inn Express como “posada rápida para tus días de asueto”, se refleja que la cadena es atrevida y sin complejos, para que en su propio anuncio se le defina de forma tan humilde.

Como conclusión os dejamos con otra buena frase del video que cualquier hotelero podría aplicarse: “cuando el cliente llega al hotel, quiere las cosas claras, sencillas, y directas”.

Y el video :)

 

Un paraguas rojo en mitad de la lluvia

1649097-bigthumbnail

Dice la gente de Google, hablando de su famoso algoritmo: es más fácil encontrar aquello que buscas, si ese algo ya te está buscando a ti. Y en esta frase fría, que se aplica al famoso buscador, se encuentra la clave y la esencia del nuevomarketing turístico que perseguimos en Asiri.

Porque se dice que el fin último del Marketing es generar una necesidad de compra en el cliente potencial, para que acabe consumiendo nuestro producto o servicio. Y es una propuesta que suena coherente y lógica si se ejecuta bien y con coste preciso.

Pero a día de hoy y con las nuevas herramientas tecnológicas disponibles, creemos que el escenario ha cambiado y con ellodebe cambiar la propia finalidad del marketing turístico. Ya sabemos que a las personas les motiva viajar, disfrutar de su tiempo libre en lugares distintos y probar experiencias nuevas. Es algo intrínseco al ser humano.

No tenemos que generar una necesidad que ya tienen. Y menos aún gastar dinero y tiempo en ello.

Desde Asiri apostamos por una tendencia hacia un tipo de Marketing más social, más cercano y efectivo. Un marketing que aparezca justo en el momento y lugar en el que el cliente esté decidiendo su próximo viaje. Un marketing que consiga que tu hotel o destino se cruce en su camino de un modo natural y no invasivo. De forma que el cliente no perciba que se le fuerza a elegir.

Debemos ser un paraguas rojo en mitad de una lluvia gris, o la sonrisa sincera para quien está rodeado de desconocidos. Ya hablaremos más adelante de las técnicas para conseguirlo. Hoy preferimos que te quedes con el concepto. Be umbrella my friend :)

Primero los detalles. Luego el Marketing

detalles

Transmitimos lo que somos, no lo que queremos. Y en turismo más que en cualquier otro sector. Del otro lado, los clientes perciben con tremenda facilidad nuestras virtudes y defectos al entrar por la puerta de nuestro establecimiento.

Entiendo cada acción turística como una oportunidad de mostrar respeto, ilusión y ganas de agradar.Ojo, no sólo para vender más o más caro, sino para simplemente transmitir lo mejor que tenemos a nuestros clientes.

Y no me refiero a la habitación más lujosa, ni al hotel más grande con la web más sofisticada. Estoy hablando de los detalles. Detalles que cuanto más pequeño son, más grandes nos hacen.

Si voy a una casa rural, no quiero que huela a ambientador. Quiero que huela a madera, a leña recién cortada, a tejidos hechos artesanalmente, a cenizas que se apagan.

Si voy a un hotel sencillo, me gusta que sencillamente esté limpio y me sienta cómodo. Que me hablen y me miren a los ojos, y sonrían cuando llegue. Me gusta que la bollería esté colocada como si de un desfile de soldados se tratase. Las mermeladas protagonizando los colores, que el pan me queme los dedos, o que el café salga humeante haga el tiempo que haga.

Que a la mañana siguiente me pregunten si he dormido bien, y me den la mano al despedirme. Todos estos pequeños detallen tiene un coste: coste cero.

Primero debemos empezar con la humildad de hacer las cosas bien.

Cuando tengas estos  automatismos creados, podéis llamarnos para hablar de Marketing. Sólo así conseguiréis transmitir el alma de vuestro establecimiento.

#Postureo en Hoteles

Postureo-on

Oh yes. Ser “cool”, estar “on fire” o que te llamen “crack” está de moda.

Todos perdemos 30 minutos eligiendo y encuadrando nuestras fotos de perfil y de portada en Facebook.

El “postureo” es ya una tendencia en muchos ámbitos… ¿pero por qué no en tu hotel?

Enciende las luces y abre las cortinas, cambia esa colcha y aquel cuadro, maquíllate sin mentir, ponte mono y véndete como si fuera tu última noche.

Tus futuros clientes deben ver en Internet la mejor versión de tu hotel, su carácter, su atmósfera. Debes transmitir el alma de tus habitaciones, restaurante, piscina, etc.

 

Con 5 pasos puedes llegar muy lejos:

1. Haz algo para mejorar las imágenes: Utiliza profesionales, pide una buena cámara prestada, o utiliza PhotoShop.
2. Introduce elementos que sitúen tus puntos fuertes en el entorno más favorable posible, sin engañar. Aunque sólo tengas una habitación desde la que se vea el jardín: muéstrala.
3. Comparte, twittea, o haz mailing con las nuevas imágenes. Viralízalas como si fuese el día de tu apertura, las de tu viaje de novios, o las del gatito que viste ayer en el parque y publicas tan orgulloso…
4. Mide y escucha cuáles de esas imágenes han gustado más y por qué. En base a ello debes darle la ubicación y relevancia correspondiente en tu web.
5. Y guarda un as en la manga: Algunas de las mejores imágenes que sólo estén en tu web. Puede ayudarte a que la conversión mejore y con ello, y aunque sólo sea un poquito, minimices intermediación.

 

Ten bien claro que tu foto del 2001 ya no sirve. En tu perfil personal de Facebook puede que te haga sentir más joven, pero en la web de tu hotel estás anticuado… por muy aseadito que se te vea.